Cojines redondos para unas sillas de terraza

Detalle de los cojines redondos para la terraza
Este verano os enseñamos en redes sociales los cojines que habíamos hecho para unas sillas de terraza. Vale, ya no es verano, pero unos cojines redondos pueden venir bien en muchos más espacios que una terraza. Sabemos que os gustaron, así que los hemos traído también al blog para que los veáis mejor.

Hacer unos cojines redondos (o de la forma que sea, vaya) es una tarea bastante sencilla, hasta para gente como nosotras, que vamos dando pequeños pasitos en el mundo de la costura.

Estos cojines surgen de la necesidad absoluta de cambiar los que teníamos en las sillas de la terraza. Los viejos tenían la tela pasada y rota, ¡el cambio era urgente! Bueno, igual no tan urgente, si tenemos en cuenta que ha costado un año y pico conseguir que las sillas luzcan así de bonitas… (¡Tiempo, tenemos una conversación pendiente contigo!).

La silla de la terraza ya luce con su cojín nuevo.

A lo que íbamos. La realidad es que a veces es más fácil pensar que si hubiésemos comprado unos cojines nuevos, nos habríamos ahorrado todo este tiempo de espera. Ante esto, tenemos dos respuestas:

  1. A nivel práctico, no encontramos unos cojines que sirviesen para estas sillas. Sí, es así, parece sencillo, pero realmente no encontramos ninguno.
  2. A nivel emocional ¿y el placer que da hacer algo por uno mismo? Superarse con nuevos retos, con cosas que no habías intentado hacer antes. Eso no tiene precio. Aunque tengas que esperar un año para ver el resultado.

Aclarado esto, pasamos a contaros brevemente cómo los hicimos. No tenemos fotos del proceso (es lo que tiene hacer algo por primera vez, concentración plena en que saliesen bien), por eso no hemos preparado un tutorial como tal, pero sí que os daremos algunas pinceladas. Si os gustan y queréis que preparemos un tutorial más claro, challenge accepted! Pedid y se os dará.

Para hacer estos cojines redondos, lo que hicimos fue comprar el relleno de espuma, ya cortado a medida para estas sillas, y tela tipo loneta, que es resistente para exteriores (esta es de Ikea).

Para cada cojín utilizamos dos círculos de tela (cara superior e inferior del cojín), un rectángulo para el lateral y unas tiras pequeñas para usarlas de lazo y que el cojín quede atado a la silla.

Detalle de la tira que sirve para atar el cojín a la silla

Al cortar todas las piezas de tela, dejamos un par de centímetros extra para las costuras. Y para coser la cremallera, hicimos una especie de “ventana” en la pieza rectangular, de forma que la cremallera queda en el centro de la pieza. Quisimos poner cremallera para poder lavar la funda de estos cojines y poder aprovecharla durante más tiempo. (Ojo aquí, nosotras lavamos la tela antes de hacer los cojines, para asegurarnos de que luego no encoge).

Detalle de la cremallera que hemos puesto en los cojines.

Estamos contentas con el resultado, porque la costura sigue siendo una asignatura que se nos resiste, pero vamos avanzando. ¡En esta nueva temporada queremos seguir aprendiendo!

¿Qué os parecen los cojines redondos? ¿Os gusta cómo han quedado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *