Móvil para cuna de búhos de ganchillo

Movil Para Cuna hecho con búhos de ganchillo
Este año una de las tejedoras de nuestro grupo en la asociación Danos Tiempo ha sido mamá, y no podíamos dejar de hacerle un regalito handmade tejido por nosotras. La elección estuvo complicada, porque una mamá tejedora tiene de todo, pero al final nos decidimos por un móvil para cuna de ganchillo.

Si nos seguís habitualmente, ya sabéis que formamos parte del grupo de tejedoras de Danos Tiempo que se fundó hace 3 años. Somos 4 amigas que nos juntamos a tejer un día a la semana. Esta cita se ha convertido en algo ineludible, salvo causas de fuerza mayor.

Y resulta que este año hemos estado más desperdigadas que nunca, un embarazo y una mudanza han hecho que el grupo no haya estado a pleno rendimiento.

Pero la verdad es que hoy en día es muy fácil estar en contacto, y aunque no hayamos podido juntarnos todo lo que hubiésemos querido, eso no ha impedido que todo siguiese funcionando más o menos igual.

Pensando en lo que íbamos a escribir para este post, nos hemos dado cuenta de que cada año el grupo de tejedoras ha hecho un proyecto colectivo, normalmente para la Fiesta de Arte de Calle de Hortaleza que organiza la asociación, pero este año era algo demasiado ambicioso para lo poco que nos estábamos reuniendo.

Sin embargo, que una de las tejedoras haya sido mamá, ha hecho posible que, aunque sea a pequeña escala, hayamos compartido otro proyecto: un móvil para cuna hecho con búhos de ganchillo (bueno, y nubes y esferas, también).

Móvil para cuna hecho de ganchillo

Un móvil de cuna era una opción sencilla que podíamos hacer aunque no nos pudiésemos ver todas las semanas, y fue una de las razones que nos llevó a decidirnos por él (eso y que estábamos bastante seguras de que la mamá tejedora todavía no tenía uno, ¡aleluya!).

Nos repartimos tareas y empezamos a tejer: búhos, nubes, esferas… En poco tiempo lo teníamos todo preparado.

Lo más complicado fue el montaje, nos costó conseguir equilibrar todas las tiras del móvil, pero con paciencia, midiendo y con 6 manos a la obra, conseguimos que quedase así de bonito.

Búhos de ganchillo

Un detalle final, el aro que usamos es en realidad un bastidor, de forma que cuando el niño crezca, el móvil se puede desmontar, los muñecos se pueden poner para decorar la habitación por separado, y el bastidor se lo puede quedar mamá para sus labores.

¡Enhorabuena a Bárbara y bienvenido, Javi! Y a Almu y Mónica, que han mantenido el grupo este año y han hecho parte de este móvil para cuna, ¡gracias! En septiembre volveremos con más ganas que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *