Vestido teñido con la técnica Tie Dye

Vestido teñido con la técnica Tie Dye: detalle del escote
Los vestidos veraniegos nos encantan. Así que queremos enseñaros otra idea para personalizarlos. En esta ocasión hemos hecho un vestido teñido con la técnica Tie Dye.

Nos apetecía probar mucho esta técnica, también conocida como Shibori, que el verano pasado ya se puso muy de moda. Se utiliza para todo, porque al final, se trata de teñir un tejido utilizando nudos y dobleces para conseguir dibujos y efectos diferentes. Y después, pues imaginad, con ese tejido se puede hacer lo que se quiera, ¡claro!

En este caso, nosotras compramos un vestido blanco básico para teñirlo, directamente, porque es más sencillo. Pero pensad en: cojines, bolsos, cortinas, o lo que se os ocurra. Si teñimos la tela, luego podemos crearlo nosotras mismas con un estampado original.

Parte trasera del vestido

Hay muchas técnicas de Tie Dye con las que se obtienen estampados muy diferentes, así que en primer lugar, lo que hicimos fue pensar cómo queríamos que quedase el vestido.

Es más complicado de lo que parece, porque hay tantas posibilidades ¡que cuesta mucho elegir una! Para elegir una, nos basamos también en el material necesario para poder hacer los dobleces o los nudos, ya que algunas veces las técnicas requieren de elementos que no teníamos al alcance.

Finalmente nos decidimos por un estampado creado utilizando una estructura tubular, donde ir enrollando la tela y arrugándola y sujetándola con cuerdas y gomas, de forma que el resultado es un estampado con líneas alargadas que alternan el color elegido con el color original de la tela (azul y blanco en nuestro caso).

El resultado es el que veis en las fotos. Un vestido azul, con degradados más oscuros donde hay más tinte y más claros o completamente blancos donde el tinte no pudo llegar.

Detalle del vestido teñido con la técnica Tie Dye

Es la primera vez que usamos esta técnica, y es verdad que no la tenemos dominada, ni mucho menos. Tuvimos varios problemas que tratamos de solucionar de una forma un poco rudimentaria, pero al final el resultado es correcto.

Añadiremos que nosotras usamos sólo tinte azul. En muchos de los estampados de Tie Dye veréis que se usa un solo color, pero ¿para qué queremos la imaginación? Estaría bien probar combinaciones de colores, técnicas, etc.

Isabel con el vestido teñido con la técnica Tie Dye

Lo único que nos queda por comentar, es que para terminar de customizar el vestido, le pusimos una tira de madroños cosida en el escote. Aunque no era la idea original, teníamos un trozo sobrante del bolso de rafia y como era en tonos parecidos, decidimos usarlo. ¡Y ya está, tenemos nuestro vestido teñido con la técnica Tie Dye listo!

2 thoughts on “Vestido teñido con la técnica Tie Dye

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *